Bombas de agua

bombas de agua

El agua es un elemento vital, en el mundo satisface necesidades de primer orden tanto de alimentación como aseo personal, incluso prosperidad económica y armonía estética, como ocurre en jardines y fuentes. Para todo ello, sin embargo, es menester cuidarla, no obstruir los afluentes y cauces (en caso de mantos o ríos, lagos, etc.) Algunas veces, dada la geografía o los propios desniveles del inmueble es necesario conducirla. En TATSA sabemos que las necesidades de nuestros clientes son diversas, por ello ponemos a su alcance una variedad de bombas agua, que van desde las sumergibles, para exteriores o aquellas con mayor potencia para extraer sin obstáculos desde grandes profundidades. Ahora bien, ¿cómo saber cuál es la que usted necesita? Si ya cuenta con una, ¿debe darle mantenimiento o revisión? En este artículo mencionaremos algunas curiosidades de estos artefactos, así como consejos por parte de su tienda de confianza.

Un poquito de historia

Desde luego, aunque la sociedad contemporánea haga uso de estos artefactos, no son invención del hombre moderno. La tecnología de los antiguos era tal, que podemos rastrear la aparición de dichas bombas desde la antigüedad. Se tiene registros que ya varios siglos antes de nuestra era, los mesopotámicos conducían agua con ayuda de palancas y presión. Arquímedes, el célebre griego, también hizo su aportación. Siglos más tarde, los romanos no se quedaron atrás en la construcción de máquinas que funcionaban bajo presión hidráulica. Inicialmente, movidas con ayuda de animales o palancas, la potencia de estas era escaza si se compara con la capacidad que tienen nuestros artefactos modernos. Sin embargo, la semilla en la ingeniería estaba puesta. Hoy día es posible hallar bombas para diversos usos, algunas más aptas que otras según los trabajos que se requieran.

La mejor elección. Antes de elegir la bomba de agua correcta, usted debe tener en cuenta cuáles son las circunstancias o condiciones con las que cuenta su inmueble y, desde luego, para qué fin la requiere. De tal suerte es posible optimizar las funciones que ésta desempeñe, así como garantizar su periodo de vida y eficacia. Iniciemos por distinguir los tipos que usted hallará en el mercado.

Las hay sumergibles y son aquellas que mantienen independencia a la presión del aire exterior para bombear agua. Esto gracias a su ingeniería, pues una carcasa les permite generar notable presión, suficiente para operar desde la profundidad, ya que como su nombre lo señala, son aquellas instaladas en el interior del líquido, como es el caso un pozo o una alberca. Son pues, aquellas que trabajan fuera de nuestra vista, aunque esta aparente soledad no debe ser motivo de descuido para obviar mantenimientos.

Así también en nuestras tiendas puede hallar bombas de agua automáticas. Estas son de uso exterior y tienen como principal atractivo activar el encendido y apagado de manera programada. Cuando el nivel de agua haya descendido se activará y a la inversa. Otras buscadas por nuestros clientes son las centrífugas, cuyo protagonismo es vigente en las industrias. En cualquiera de los casos anteriores, es muy recomendable no pasar por alto las combinaciones que surgen del diseño de la bomba, el voltaje, la capacidad máxima de subida así como la de inmersión.

Si usted ya cuenta con alguna bomba le recomendamos que considere realizar, por personal técnico, mantenimientos y revisiones periódicas para evitar deterioros o mal funcionamiento a futuro. El peso, la dimensión de agua que bombeen, la ubicación y la correcta instalación son factores determinantes para un periodo de vida prolongado. A su vez, conviene estar atentos a la hora de ser empleadas, sobre todo en el caso de uso doméstico. Echar a trabajarlas sin agua puede dañar el motor considerablemente. La firmeza del piso es también un requerimiento medular, puesto que la rigidez deberá compactar las vibraciones (recuerde que se tratan de motores que generan fuerza para, a su vez, alcanzar cierta presión) y evitar así que los motores y componentes se desestabilicen.

No deje de lado la importancia del cableado y la tubería (en algunos casos, los tubos de succión, que por supuesto, deben estar limpios, libres de partículas que obstaculicen o dificulten la presión ejercida por el motor). A este respecto, alcanzamos otro punto que no hay que soslayar. Se trata de la comodidad, de la nula alteración por ruido ocasionada por el trabajo de las bombas de agua. Así pues, la tubería debe estar sistemáticamente apartada del resto del edificio. En caso contrario la experiencia puede llegar a ser desagradable, ya que la vibración que resulta de la bomba se trasladará a la del resto del inmueble. Otro tanto hay que decir para el uso de exteriores en los patios de los hogares y zonas residenciales. Para este contexto, el de zonas habitas por familias o destinadas a la diversión, no omita un detalle menor, que de hacerlo en breve se vuelve evidente. Hablamos del cableado. Tanto por seguridad como por efectos estéticos, empatarlos o dejarlos a la intemperie llega a ser contraproducente. Ésta, su tienda, le ofrece servicios de instalación, donde seguridad y propuesta visual son dos elementos que sabemos conjugar muy bien.

El bienestar de nuestros clientes es parte de nuestras políticas. Nosotros le asesoramos para que la selección del tipo de bomba que necesite sea la correcta. Ponemos a su disposición también la pronta y adecuada instalación, servicio y mantenimiento de esta. Todos estos productos son, sin duda, una alternativa por demás extraordinaria, pues a la completa funcionalidad se suman ventajas como el ahorro de energía, seguridad, así como la posibilidad de incorporar el diseño de la bomba a la estética de su hogar.