Tinacos

tinacos

A lo largo de la historia de la humanidad, se ha documentado que tanto hombres como mujeres han utilizado contendores y depósitos de agua con la finalidad de tener siempre disponible el líquido vital necesario para subsistir y llevar a cabo sus labores diarias sin ningún problema. Esto gracias al uso de pozos, cisternas y acueductos. Gracias a estas tecnologías, al inicio rudimentarias, pudo nacer la agricultura y con ello el sedentarismo que dio pie a las grandes civilizaciones que nos anteceden.

La humanidad comenzó a asentarse alrededor del agua y diseñó estos dispositivos para poder tener agua disponible en todo momento sin tener que trasladarse grandes distancias para obtener este líquido de importancia vital.

No hay duda de que tener a la mano agua potable es indispensable para todo ser vivo, incluyendo a los hombres, pero su adquisición suele tener ciertas dificultades y desventajas las cuales han intentado ser resueltas a través de inventos revolucionarios que cambiarían la forma en la que se distribuye y almacena el líquido: un ejemplo claro de ello son los tinacos, los cuales desde su aparición han sido implementados básicamente en casi todos los hogares alrededor del mundo, por lo cual son reconocidos como la forma de depósito y repartición de agua más popular en el diseño arquitectónico de casi cualquier vivienda, ya sea un departamento, una casa o incluso una sencilla construcción en medio de la selvau otro lugar de difícil acceso.

Un antecedente histórico de este tipo de tinacos pueden encontrarse entre los romanos, los cuales además de contar con acueductos y canales sofisticados hacían uso de depósitos donde guardaban el agua, así pues fue como no sólo se revolucionó la arquitectura de las ciudades latinas sino también la forma en que se disponía y se distribuía el agua en las casas y en los edificios de las ciudades de la antigua Roma.

Sin embargo gracias a la experimentación y al ingenio de la especie humana estos modos de distribución del líquido vital han ido cambiando con el transcurrir del tiempo, tanto en su forma como en su contenido material, llegándose a desarrollar un producto tan maravilloso como lo son los tinacos de polietileno de alta densidad, los cuales superan por mucho a otros depósitos elaborados con distintos materiales, gracias a su larga durabilidad y a sus altos índices de higiene.

En Tatsa, Tanques y Equipos para Gas S.A. de C. V. nos encargamos de ofrecer al público mexicano depósitos de agua marca Rotoplas entre otros diversos productos que son capaces de cumplir con los más altos estándares de calidad, por lo cual no se arrepentirá de su inversión ya que contamos con más de 25 años de experiencia en el campo, lo cual corrobora la excelencia de todos los productos y servicios que ofrecemos por medio de nuestro portal de internet.

La calidad de un depósito de agua potable puede ser definida según los materiales con que éste es fabricado: en el pasado era común encontrar tinacos elaborados con asbesto, el cual se caracteriza por su durabilidad y su resistencia, sin embargo han dejado de usarse a causa de su estructura química la cual puede contaminar el agua y provocar enfermedades mortales como lo es el cáncer, además requieren de constante mantenimiento debido a que no son lo suficientemente higiénicos y durables en comparación con los depósitos fabricados con polietileno.

Desde que Rotoplas lanzó al mercado en 1984 el primer depósito de polietileno de alta densidad, se ha transformado radicalmente la forma en que se distribuye y almacena el agua en el interior de la nación mexicana; la popularidad de este producto aumentó debido a su excelente calidad. Rotoplas es ampliamente reconocida por la durabilidad de sus productos y por hacer uso de tecnologías capaces de garantizar la higiene del agua que se almacena en ellos. Es por esto que usted puede contar con la seguridad de que con estas cisternas de polietileno sólo recibirá agua limpia que no perjudicará contra su salud y bienestar; algunos ejemplos de lo mencionado son el filtro Hydronet y la tecnología Expel, el primero se encarga de evitar que los accesos y tuberías se obstruyan con sedimentos y otros materiales, el segundo evita que se generen microorganismos y bacterias dañinas a la salud.

Los tinacos como los que Tatsa coloca a la venta son bastante ligeros y no poseen propiedades tóxicas como los elaborados con asbesto, además no requieren de mantenimiento, poseen protección UV y plásticos o capas interiores que se encargan de inhibir la generación de bacterias en el agua. Cabe mencionar que este tipo de producto cuenta con una amplia capacidad acorde a las necesidades del público en general que va desde 450 lts hasta 2500 lts; también cuentan con una tricapa y garantía de por vida.

En Tatsa no sólo nos distinguimos por la excelencia de nuestra mercancía sino por la inmediatez y la calidez de nuestros servicios, los cuales son integrales con tal de generar satisfacción plena a cada uno de nuestros clientes: para ello contamos con un equipo de profesionales en el mantenimiento e instalación de los depósitos de líquido los cuales le entregaran los productos hasta la comodidad de su domicilio; y si lo desea, podemos colocar hasta su azotea los tinacos con el uso de una grúa, e incluso deshacernos de sus viejos depósitos de asbesto. Por ello, no dude en comunicarse con nosotros para adquirir cualquiera de los excelentes productos que ofrecemos, somos con orgullo una de las mejores opciones en el panorama nacional.